Esto debes tener en cuenta para mejorar tu seguridad en la nube

NOTICIAS

PORTAFOLIO

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Vivimos en un mundo digital en el que la nube cada vez es más importante para las empresas. En ese aspecto cada organización emplea diferentes tipos de estrategias a la hora de implementar el trabajo en la nube. Las ventajas que nos ofrecen son muchas ya que facilita el trabajo remoto y podemos acceder a nuestros archivos sin estar ubicados allí físicamente. Así cada empresa en función de sus necesidades se decide por una nube pública, privada o híbrida a la que recientemente se le está añadiendo el concepto de multi nube. No obstante, aunque a veces esos recursos en la nube estén alojados en servidores de otras empresas, eso no quiere decir que no tengamos que preocuparnos de su seguridad. En este artículo vamos a hablar sobre la simplificación de la seguridad de nubes modernas, múltiples e híbridas.

Los tipos de nubes y la seguridad

La nube ofrece muchas posibilidades que forman parte de la vida diaria de muchos usuarios y empresas. Así nos encontramos con diferentes tipos de nube que ofrecen distintas soluciones a las empresas.

Una es la nube pública en la que contratamos un servicio a un proveedor de nube y en la que ellos son los que tienen el control de los datos porque son ellos los que los almacenan. Permite ahorrar costes y una mayor flexibilidad. Por otro lado, tenemos la nube privada, se suele alojar en el centro de trabajo y los datos están en manos de la empresa. En este caso hay que añadir los gastos de hardware y la electricidad. La seguridad y el mantenimiento son exclusivamente nuestros.

Luego el concepto de nube híbrida que es la combinación de la nube pública y privada. A esto tenemos que añadirle el concepto de multi nube donde se contratan varios servicios en la nube a distintos proveedores y a veces incluso se combinan con alguna nube privada.

No obstante, aunque se trate de nubes públicas no quiere decir que las empresas no se preocupen de la seguridad de las nubes. En ese aspecto se debe trabajar de una forma de seguridad compartida en la que las organizaciones también deben revisar las cuentas que tienen activas, los permisos para utilizar las aplicaciones y quién puede acceder a los datos. Quizás os interese conocer las diferencias de seguridad en la nube y la red.

Desafíos en materia de seguridad

La seguridad cibernética es una de las principales preocupaciones cuando nos trasladamos a la nube. En ese aspecto, las organizaciones se enfrentan a diferentes retos para mantener la seguridad dentro de su ecosistema de base de datos.

Los beneficios de la asociación con la nube aportan muchos beneficios como costes reducidos, operaciones rápidas y más flexibilidad gracias a su escalabilidad. No obstante, todavía tenemos muchos conceptos erróneos comunes sobre la nube en los que se comenta que la simplificación de la tecnología puede crear nuevas complejidades y puede comprometer la seguridad del sistema.

La computación en la nube se creó para proporcionar una plataforma única a múltiples usuarios, y hacer que los recursos estén disponibles en tiempo real desde cualquier ubicación siempre que tengamos conexión a Internet. Así, según diversos informes, aproximadamente el 93% de las empresas utilizan nubes múltiples e híbridas para ayudar a equilibrar las cargas de trabajo y evitar los bloqueos de proveedores. En cuanto a los problemas de interrupciones, las organizaciones con un entorno híbrido están en buen lugar para evitar retrasar sus negocios. En ese aspecto quizás os pueda interesar saber cómo convertir un ordenador en una nube privada.

Cómo mejorar la seguridad de la nube

Evidentemente buscamos que la información confidencial de nuestra empresa se almacene de forma segura. En ese aspecto podemos comentar que los elementos más importantes de toda la seguridad de la nube son:

  • La movilidad: los usuarios necesitamos respuestas a petición y en tiempo real. Esto significa que necesitamos algo que nos ofrezca flexibilidad para acceder a la información desde cualquier ubicación. Así, se equilibrará con la visibilidad de su sistema de carga de trabajo reciente, para administrarlo y protegerlo correctamente.
  • Seguridad: no es una tarea fácil y como tendremos nuestra base de datos cargada en la nube, podrían intentar acceder a ella cualquier persona o ciberdelincuentes. En ese aspecto, la seguridad debe tener gran importancia para la empresa. Por lo tanto, un firewall de aplicaciones web (WAF) es la mejor solución para la seguridad de las nubes.
  • El cumplimiento: cada empresa, industria o región tienen diferentes políticas de cumplimiento. Por eso es vital que las organizaciones sepan dónde están asegurados sus datos y dónde están debidamente regulados. Una buena práctica puede ser tener el servidor ubicado en el país de origen de la empresa, además de conocer las leyes y normativas que nos corresponde aplicar.
  • La importancia de tener copias de seguridad que respalden nuestros datos. Aunque trabajemos en la nube es importante tener una. Así nos ayuda a que los datos estén disponibles en cualquier momento y también nos va a permitir restaurar en caso de necesidad. También hay que tener en cuenta que conviene hacerlo así porque nuestros datos podrán quedar inutilizados por un ataque de ransomware.

Por último, tener una solución de seguridad de administración de datos para nuestra empresa puede ayudarnos a mantener la seguridad de nubes y ayudar a mejorar el rendimiento de su infraestructura de TI.

Fuente: José Antonio Lorenzo

Si requiere asesoría para el  crecimiento de su empresa:

¡Contáctenos!

Media Commerce, Siempre Presente.

Esto te puede interesar

octubre 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31