La escasez de talento TI es la principal barrera para adoptar tecnologías emergentes

NOTICIAS

PORTAFOLIO

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Ahora que la innovación digital es prácticamente un imperativo, los responsables de TI consideran que la principal barrera para adoptar tecnologías emergentes es la escasez de talento, por delante de los riesgos de seguridad o los costes. La disponibilidad de profesionales es el principal factor que inhibe la adopción en seis categorías: infraestructura de cómputo y servicios de plataforma, redes, seguridad, puesto de trabajo digital, automatización tecnológica, y almacenamiento y bases de datos.

Según una encuesta, el 64% de los responsables de TI sitúa la escasez de talento como la principal barrera para la adopción de tecnologías emergentes. En la actualidad, este problema supera de lejos a otras preocupaciones que siempre han tenido más peso, como el coste de implementación (citado por un 19%) o la seguridad (7%).

La dificultad para encontrar trabajadores especializados está inhibiendo la adopción en los seis dominios de tecnología emergente que se ha analizado, que son la infraestructura de cómputo y servicios de plataforma, redes, seguridad, lugar de trabajo digital, automatización de TI y almacenamiento y base de datos. Un 75% de los encuestados destaca especialmente la escasez de talento en el campo de la automatización de TI, y un 41% en las tecnologías del espacio de trabajo digital.

En su informe, se comenta que “el impulso continuo hacia el trabajo remoto y la aceleración de los planes de contratación en 2021 ha exacerbado la escasez de talento de TI, especialmente para encontrar personal con habilidades para trabajar con la nube y el borde, la automatización y la entrega continua. Como un ejemplo, de todas las tecnologías de automatización de TI descritas en la encuesta, solo el 20% de ellas ha avanzado en el ciclo de adopción desde 2020. Y la culta de ello es la falta de talento”.

No obstante, de acuerdo con el informe, los problemas para encontrar personal cualificado o para formar a la plantilla actual no están frenando el ímpetu de muchas empresas, que necesitan recuperarse tras la pandemia y ganar en competitividad. Para lograrlo están aumentando la inversión en tecnologías emergentes y acelerando su implementación. Según la firma de análisis, el 58% de los encuestados ha reconocido que este año ha lanzado un plan de inversión en tecnologías emergentes o que ha incrementado el presupuesto que ya destinaba a estos planes, un porcentaje que en 2020 era del 29%.

 la implementación se está acelerando, ya que gran parte de las empresas espera haber adoptado alguna de estas nuevas tecnologías emergentes en los próximos 18 meses. “Esto indica que las organizaciones se sienten más cómodas implementando directamente nuevas tecnologías para acelerar el crecimiento, en lugar de depender de un período de observación extendido para desarrollar el caso de negocios”. Esto se está logrando gracias al apoyo de los líderes empresariales, tanto dentro como fuera del área tecnológica, y el 82% de los responsables de TI ponen en valor el apoyo de los líderes fuera del área de TI, que está ayudando a acelerar la adopción de nuevas tecnologías.

Prioridades tecnológicas
Según esta encuesta, las prioridades principales de los responsables de TI son la resiliencia y la mejora de la infraestructura crítica, por lo que están acelerando las implementaciones en la nube y la inversión en tecnologías de seguridad. Y se está poniendo especial énfasis en la creación de una base sólida de infraestructuras de nube híbrida y multicloud para permitir un movimiento fluido de información entre las ubicaciones físicas y virtuales.

Entre las tecnologías que se implementarán completamente este año destacan los sistemas distribuidos en la nube, los agentes de seguridad de acceso a la nube (CASB) y la planificación de recursos empresariales en la nube (ERP). Esto se logrará gracias a la necesidad de obtener una mayor resiliencia, una cuestión que ha cobrado relevancia tras la crisis de la pandemia, y que un 63% de los encuestados señala como su principal prioridad de inversión.

Por otro lado, el motor de inversión en mejorar la seguridad de la infraestructura es el aumento de las amenazas de ciberseguridad que se está produciendo, especialmente a consecuencia de los nuevos entornos de trabajo híbridos, que están ampliando la superficie de ataque. Esta investigación revela que entre 2020 y 2021 las empresas incrementaron la cantidad de tecnologías de seguridad en proceso de implementación de un 15% a un 84% de todas las que estaban evaluando.

Este año el 64% de los encuestados reconoce haber aumentado la inversión en tecnologías de seguridad, o tener intenciones de hacerlo, frente al 31% de 2020. “Los líderes de I&O que no revisen su estrategia de seguridad de infraestructura enfrentarán desafíos debido al aumento continuo en la superficie de ataque de ransomware para las empresas”.

Si requiere asesoría para el  crecimiento de su empresa:

¡Contáctenos!

Media Commerce, Siempre Presente.

Esto te puede interesar

octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031