Nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia del personal médico

NOTICIAS

PORTAFOLIO

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Los directores de los hospitales y el propio personal médico es consciente de que es necesario invertir en nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia de los trabajadores y la atención al paciente en la era postpandemica. Por ello, los ejecutivos del sector se proponen invertir en soluciones de movilidad, sistemas de localización en tiempo real y diferentes herramientas para mejorar los flujos de trabajo.

Desde que la pandemia colapsó los servicios sanitarios los responsables de los centros médicos y los profesionales de la salud se han dado cuenta de la necesidad de mejorar sus procesos. La respuesta está en las nuevas tecnologías, que permiten automatizar tareas y ahorrar tiempo en desplazamientos y gestión del personal, entre otras muchas ventajas. Según una encuesta denominada “Smarter, More Connected Hospitals”, el sector de la salud ha decidido abordar de una vez por todas la digitalización.

Este estudio revela que un 89% de los ejecutivos y un 83% de los médicos entrevistados está convencido de que la inteligencia en tiempo real es clave para mejorar la atención al paciente. Por ello, los hospitales están invirtiendo cada vez más en soluciones de movilidad, sistemas de posicionamiento en tiempo real (RTLS) para los empleados y herramientas para mejorar los flujos de trabajo. Aunque un 67% de los directivos de los hospitales reconoce que necesitan invertir más en tecnología para aumentar la eficiencia del personal en su trabajo diario.

“La pandemia provocada por la COVID-19 ha puesto a prueba la eficiencia de los flujos de trabajo tanto clínicos como administrativos. Como resultado, los responsables sanitarios se enfrentan hoy al reto de recalibrar los sistemas tecnológicos para dar una mejor respuesta a las necesidades de médicos y pacientes”.

Automatización inteligente

Los sanitarios se han visto sobrepasados durante la pandemia, y los ejecutivos de las empresas de salud reconocen que el problema persiste, aunque en menor medida. Uno de los principales problemas es el excesivo tiempo que dedican los médicos a localizar equipos y suministros médicos, mientras que el resto de personal sanitario está tan sobrecargado que no puede completar sus tareas durante su jornada laboral. Para solucionarlo loa directivos están adoptando tecnologías que ayudan a combatir la fatiga y reducir los errores causados por los procesos manuales, ayudando a los profesionales a enfocar sus esfuerzos en los pacientes.

Según esta encuesta, el 80% de los directivos va a automatizar los flujos de trabajo durante el próximo año para mejorar la cadena de suministro, facilitar la localización de los activos médicos críticos, organizar mejor las salas de urgencias y los quirófanos y agilizar la programación de los sanitarios. Dos tercios está pensando en usar tecnologías de identificación por radiofrecuencia (RFID) para llevar un seguimiento de equipos y muestras, y van a utilizar soluciones de localización para agilizar el trabajo y mejorar la seguridad de los trabajadores.

Por otro lado, tres cuartas partes de los ejecutivos quiere integrar nuevas tecnologías para crear un ecosistema tecnológico más conectado y eficaz, como sensores IoT, analítica prescriptiva e inteligencia artificial. Esto les permitirá ayudar mejor a los pacientes internos y externos, implementando consultas remotas y mejorando la colaboración entre el personal médico presente en distintas ubicaciones.

“El personal del hospital debe ser capaz de identificar, rastrear, localizar y supervisar el estado de cada paciente, personal y activo médico. Un dispositivo móvil por sí solo no puede hacerlo. Por eso estamos viendo una rápida inversión en soluciones de localización y automatización. Esta tecnología mejorará los flujos de trabajo de los sanitarios que trabajan en primera línea y la experiencia del paciente”.

Tecnologías de movilidad

Un 84% de los profesionales entrevistados cree que la calidad en la atención al paciente sería mejor si los trabajadores contasen con herramientas de colaboración y dispositivos móviles equipados con aplicaciones sanitarias. Aunque algunas de estas tecnologías ya están presentes en ciertas áreas de la atención sanitaria, los expertos explican que el enfoque de movilidad está cambiando. Así, el 49% de los ejecutivos está dotando a sus empleados de dispositivos corporativos sanitarios, que tienen características diferentes a los de uso personal.

Por ejemplo, más resistencia y mayores capacidades de administración remota y seguridad para integrarse en el ecosistema TI de la organización. Porque la digitalización de la salud requiere las máximas garantías de protección de datos, y la mayoría de dispositivos móviles personales no cumplen con los requisitos, además de que se utilizan para fines que pueden poner en riesgo la seguridad. Un 80% de los ejecutivos ve como principales beneficios una mayor exactitud y precisión en el flujo de trabajo médico y una importante reducción de errores. Por ello, la mayoría de ejecutivos espera haber dotado de nuevos dispositivos móviles de uso médico a casi toda su plantilla en los próximos cinco años.

Cambios centrados en áreas prioritarias

La lista de inversiones y mejoras digitales de los hospitales es larga, y los directivos de los hospitales están centrando sus objetivos a corto plazo en los trabajadores de las áreas más críticas. Sobre todo, en la enfermería de urgencias, en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y los quirófanos, y también en los responsables de tecnología, de la cadena de suministro médico y en el transporte de pacientes.

“Mejorar la comunicación de los equipos es ahora uno de los principales objetivos de muchos hospitales y los ejecutivos están muy preocupados por evitar la propagación de infecciones y el agotamiento del personal. También hay un claro interés en automatizar la orquestación de las zonas de mayor tráfico, como las salas de urgencias y los quirófanos, durante el próximo año, lo que requiere que el personal tenga dispositivos móviles a mano”.

Otro campo de especial interés para los ejecutivos es la atención y el seguimiento remoto de los pacientes, que ayudará a optimizar recursos y mejorar los servicios de salud en general. Además, los expertos dicen que ayudará a los trabajadores de las UCI y de las salas de urgencias, lo que está llevando a los líderes del sector a iniciar la transición de los sistemas y metodologías reactivas tradicionales a un enfoque de atención sanitaria predictiva. Así, se espera que en los próximos años los departamentos de compras se vuelquen en la adquisición de soluciones de movilidad para poder utilizar todo tipo de herramientas digitales de comunicación y localización. Y en los dos próximos años el gasto se centrará en dotar de estas tecnologías a los médicos, farmacéuticos, radiólogos y técnicos de laboratorio.

“Más que nunca, es de vital importancia que todos los departamentos del hospital trabajen juntos como un único ecosistema. Y esto sólo es posible si están conectados entre sí y con los sistemas de información adecuados. La mayoría de los planes de transformación de los hospitales se basan en la tecnología móvil o dependen de ella en alguna medida. Por eso, garantizar que cada miembro del personal tenga un dispositivo clínico a mano es el primer paso para lograr un nuevo estándar de atención al paciente y de eficiencia operativa”.

Fuente: IT User

Si requiere asesoría para el  crecimiento de su empresa:

¡Contáctenos!

Media Commerce, Siempre Presente.

Esto te puede interesar

octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031