Qué alternativas podemos utilizar para sustituir una VPN

NOTICIAS

PORTAFOLIO

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

En algunos momentos puede que necesitemos visitar páginas web o vídeos restringidos por región. Además a esto le añadimos que solemos buscar nuestra privacidad y seguridad en Internet. En estas situaciones lo que se hace es que se suele optar por una VPN aunque hay que reconocer que tenemos más alternativas. Una VPN puede ser una buena idea para aquellos usuarios que quieren aumentar sus niveles de seguridad de navegación ocultando su dirección IP y encriptando la conexión de su dispositivo en una red. No obstante, las VPN no son perfectas ya que a veces tienen conexiones inestables e incluso venden nuestros datos a terceros como sucede con algunas gratuitas. En este artículo vamos a ver qué alternativas podemos utilizar para sustituir una VPN.

Opciones para no usar una VPN

Si no puedes o no quieres utilizar una VPN, a continuación tienes varias alternativas interesantes para navegar por Internet con privacidad y seguridad.

SmartDNS para sustituir una VPN

SmartDNS es un servicio que utiliza un servidor de nombres de dominio (DNS) y funciona de forma similar a un servidor proxy, que redirige nuestro tráfico de Internet a través de un servidor remoto para que su IP y ubicación no puedan descifrarse. No obstante, no redirige la totalidad de nuestro tráfico de Internet, como lo haría un servidor proxy o VPN. En cambio, en su mayoría redirige sus consultas de DNS a sus servidores remotos. Las consultas de DNS implican que el dispositivo de un usuario solicite información de un servidor. Sin embargo, a diferencia de los servidores proxy esta alternativa no oculta nuestra dirección IP pública. SmartDNS lo que haces es cambiar la ubicación de tu dispositivo para que pueda acceder al contenido bloqueado geográficamente.

 

Además no implica ningún cifrado, SmartDNS puede ofrecer una velocidad de conexión considerablemente más rápida que puede ofrecer una VPN. Por otra parte, algunas páginas web rastrean su IP hasta el servidor de la VPN y luego bloquean nuestro acceso porque estamos ocultando nuestra IP.

Una cosa muy importante a considerar es que SmartDNS no oculta nuestra dirección IP ni tampoco encripta nuestros datos. Por lo tanto, es una buena opción para aquellos que únicamente desean acceder a sitios y contenido bloqueado geográficamente, pero no para los usuarios que desean aumentar su seguridad y privacidad.

Las redes de confianza cero

Zero Trust Network Access cuya siglas son ZTNA, implica proporcionar acceso negociado a datos y aplicaciones dentro de una red. Esta forma de trabajar tiene un enfoque orientado en la seguridad y la privacidad. Aquí los usuarios tienen que verificar su identidad obligatoriamente para poder acceder al contenido y al software.

Gracias a este tipo de tecnología conseguimos los servicios de una VPN y además trabajamos con un principio de confianza cero. En el caso de las ZTNA podríamos decir que son más para grandes corporaciones con muchos usuarios. Su objetivo es evitar que los ciberdelincuentes se infiltren en una red completa porque están limitados a lo que su verificación les puede dar acceso. Así, en el caso de que un atacante acceda a una red, la seguridad de confianza cero implica que se va a tener que enfrentar a más obstáculos antes de acceder a otras áreas.

Por otra parte, hay que señalar que un usuario que utiliza ZTNA consigue el acceso a través de un túnel encriptado y su dirección IP se mantiene oculta al igual que lo haría una VPN. 

El servidor proxy

Entre las herramientas que tenemos a nuestra disposición para poder mejorar nuestro anonimato al navegar por Internet y que también pueden sustituir una VPN podemos hacer mención del servidor proxy. Básicamente nos encontramos con un equipo informático que actúa como intermediario entre un cliente y un servidor.

La forma de actuar de un servidor proxy es muy sencilla. Cuando hacemos una petición pasa al servidor proxy y luego se manda a la página web o servicio de destino. Esa página o servicio de destino lo que va a ver es las IP del proxy por lo que nuestro anonimato está conseguido. Luego se manda una respuesta al proxy que nos la devuelve a nosotros.

También tenemos que tener en cuenta algunas cosas importantes respecto a una VPN:

  1. Los servidores proxy no cifran nuestra conexión a Internet como lo haría una VPN.
  2. Un proxy funciona a nivel de aplicación por ejemplo a través de nuestro navegador. En cambio, una VPN funciona a nivel de sistema operativo por lo que afecta a todas las aplicaciones.
  3. Los datos de caché utilizados por los proxies les permiten recordar información como nuestras contraseñas por lo que este es un aspecto para tener en cuenta.

Un servidor VPN puede ser una buena alternativa para sustituir una VPN si lo que queremos hacer es ocultar nuestra IP pública y tener acceso a contenido bloqueado geográficamente. No obstante, hay que tener cuidado porque a veces se podrían vender nuestros datos a terceros como por ejemplo el historial de navegación.

Fuente: RedesZone
 

Si requiere asesoría para el  crecimiento de su empresa:

¡Contáctenos!

Media Commerce, Siempre Presente.

Esto te puede interesar

septiembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930